Lesbos


Eso no era vida. ¡Eso no era vida! _pensaba Marisa_ Sus amigas parecían las de sexo en Nueva York y a ella le había tocado el papel de la tonta insatisfecha. Llegaba a casa a las mil, y todavía tenía que bañar al niño, preparar la cena, recoger por encima […]

TÓMATE LA PASTILLA